Cuando no es lo que debería ser

 

Al caer la noche una figura misteriosa aparece a las afueras de una pequeña capilla, ubicada al borde de una carretera poco transitada. Los testigos, en su mayoría conductores, afirman sufrir interferencias en las ondas de radio y perder la señal de sus teléfonos celulares; preludio de la experiencia que están por vivir. Las descripciones concuerdan en el aspecto femenino del misterioso personaje, ataviado en un largo manto pálido con terminaciones brumosas que se difuminan con la neblina típica de esa región. Los menos que han disminuido la velocidad, hablan de un llanto agudo acompañado de voces guturales, gritos y silbidos.

 

Esta es la historia del único hombre que por infortunio, más que valor, se atrevió a acercarse a la misteriosa figura y enfrentar el miedo a lo desconocido.

 

Continuar leyendo>>

Cuando no es lo que debería ser